Novena a la Virgen del Rosario

La Virgen del Rosario es una advocación de María venerada por la Iglesia católica y la fiesta se celebra el 7 de octubre. Si estás pensando en realizar la novena, aquí vas a poder encontrarla completa.

Aquí debajo te enseñamos la novena a nuestra Señora del Rosario desde el primero, hasta el último día. Podrás leerla durante los 9 días correspondientes con tan solo ingresar en este artículo. ¡Comienza ahora mismo a leer la novena!:

Novena de la Virgen del Rosario Día 1

Oh María Inmaculada, que te apareciste en Fátima a Lucía, Francisco y Jacinta para pedir la conversión de un mundo pecador, te pido la gracia de afligirme sinceramente por mis propios pecados y por los que pesan tanto sobre las almas de los hombres, pecados que aplastaron a tu Divino Hijo bajo la Cruz y luego lo clavaron en ella en las alturas del Calvario.

Oh Abogado de los Pecadores, compenetra mi corazón con una verdadera contrición y una intensa gratitud y amor por tan buen Dios. En unión con tu Doloroso e Inmaculado Corazón, ofrezco mi pobre corazón, tal como es, con todas sus miserias, su debilidad y sus buenos deseos, en reparación al Sacratísimo Corazón de Jesús -tu Hijo y nuestro Dios- por los muchos pecados, ultrajes, blasfemias, sacrilegios y ofensas con que Él es tan gravemente ofendido.

(Menciona aquí tu petición)

Padre nuestro, Ave María, Gloria…

Nuestra Señora del Rosario de Fátima, ruega por nosotros.

Novena de la Virgen del Rosario Día 2

Oh María Inmaculada, que te apareciste en Fátima a Lucía, Francisco y Jacinta para pedir la conversión de un mundo pecador, te pido la gracia de afligirme sinceramente por mis propios pecados y por los que pesan tanto sobre las almas de los hombres, pecados que aplastaron a tu Divino Hijo bajo la Cruz y luego lo clavaron en ella en las alturas del Calvario.

Oh Abogado de los Pecadores, compenetra mi corazón con una verdadera contrición y una intensa gratitud y amor por tan buen Dios. En unión con tu Doloroso e Inmaculado Corazón, ofrezco mi pobre corazón, tal como es, con todas sus miserias, su debilidad y sus buenos deseos, en reparación al Sacratísimo Corazón de Jesús -tu Hijo y nuestro Dios- por los muchos pecados, ultrajes, blasfemias, sacrilegios y ofensas con que Él es tan gravemente ofendido.

(Menciona aquí tu petición)

Padre nuestro, Ave María, Gloria…

Nuestra Señora del Rosario de Fátima, ruega por nosotros.

Novena de la Virgen del Rosario Día 3

Oh María Inmaculada, que te apareciste en Fátima a Lucía, Francisco y Jacinta para pedir la conversión de un mundo pecador, te pido la gracia de afligirme sinceramente por mis propios pecados y por los que pesan tanto sobre las almas de los hombres, pecados que aplastaron a tu Divino Hijo bajo la Cruz y luego lo clavaron en ella en las alturas del Calvario.

Oh Abogado de los Pecadores, compenetra mi corazón con una verdadera contrición y una intensa gratitud y amor por tan buen Dios. En unión con tu Doloroso e Inmaculado Corazón, ofrezco mi pobre corazón, tal como es, con todas sus miserias, su debilidad y sus buenos deseos, en reparación al Sacratísimo Corazón de Jesús -tu Hijo y nuestro Dios- por los muchos pecados, ultrajes, blasfemias, sacrilegios y ofensas con que Él es tan gravemente ofendido.

(Menciona aquí tu petición)

Padre nuestro, Ave María, Gloria…

Nuestra Señora del Rosario de Fátima, ruega por nosotros.

Novena de la Virgen del Rosario Día 4

Oh María Inmaculada, que te apareciste en Fátima a Lucía, Francisco y Jacinta para pedir la conversión de un mundo pecador, te pido la gracia de afligirme sinceramente por mis propios pecados y por los que pesan tanto sobre las almas de los hombres, pecados que aplastaron a tu Divino Hijo bajo la Cruz y luego lo clavaron en ella en las alturas del Calvario.

Oh Abogado de los Pecadores, compenetra mi corazón con una verdadera contrición y una intensa gratitud y amor por tan buen Dios. En unión con tu Doloroso e Inmaculado Corazón, ofrezco mi pobre corazón, tal como es, con todas sus miserias, su debilidad y sus buenos deseos, en reparación al Sacratísimo Corazón de Jesús -tu Hijo y nuestro Dios- por los muchos pecados, ultrajes, blasfemias, sacrilegios y ofensas con que Él es tan gravemente ofendido.

(Menciona aquí tu petición)

Padre nuestro, Ave María, Gloria…

Nuestra Señora del Rosario de Fátima, ruega por nosotros.

Novena de la Virgen del Rosario Día 5

Oh María Inmaculada, que te apareciste en Fátima a Lucía, Francisco y Jacinta para pedir la conversión de un mundo pecador, te pido la gracia de afligirme sinceramente por mis propios pecados y por los que pesan tanto sobre las almas de los hombres, pecados que aplastaron a tu Divino Hijo bajo la Cruz y luego lo clavaron en ella en las alturas del Calvario.

Oh Abogado de los Pecadores, compenetra mi corazón con una verdadera contrición y una intensa gratitud y amor por tan buen Dios. En unión con tu Doloroso e Inmaculado Corazón, ofrezco mi pobre corazón, tal como es, con todas sus miserias, su debilidad y sus buenos deseos, en reparación al Sacratísimo Corazón de Jesús -tu Hijo y nuestro Dios- por los muchos pecados, ultrajes, blasfemias, sacrilegios y ofensas con que Él es tan gravemente ofendido.

(Menciona aquí tu petición)

Padre nuestro, Ave María, Gloria…

Nuestra Señora del Rosario de Fátima, ruega por nosotros.

Novena de la Virgen del Rosario Día 6

Oh María Inmaculada, que te apareciste en Fátima a Lucía, Francisco y Jacinta para pedir la conversión de un mundo pecador, te pido la gracia de afligirme sinceramente por mis propios pecados y por los que pesan tanto sobre las almas de los hombres, pecados que aplastaron a tu Divino Hijo bajo la Cruz y luego lo clavaron en ella en las alturas del Calvario.

Oh Abogado de los Pecadores, compenetra mi corazón con una verdadera contrición y una intensa gratitud y amor por tan buen Dios. En unión con tu Doloroso e Inmaculado Corazón, ofrezco mi pobre corazón, tal como es, con todas sus miserias, su debilidad y sus buenos deseos, en reparación al Sacratísimo Corazón de Jesús -tu Hijo y nuestro Dios- por los muchos pecados, ultrajes, blasfemias, sacrilegios y ofensas con que Él es tan gravemente ofendido.

(Menciona aquí tu petición)

Padre nuestro, Ave María, Gloria…

Nuestra Señora del Rosario de Fátima, ruega por nosotros.

Novena de la Virgen del Rosario Día 7

Oh María Inmaculada, que te apareciste en Fátima a Lucía, Francisco y Jacinta para pedir la conversión de un mundo pecador, te pido la gracia de afligirme sinceramente por mis propios pecados y por los que pesan tanto sobre las almas de los hombres, pecados que aplastaron a tu Divino Hijo bajo la Cruz y luego lo clavaron en ella en las alturas del Calvario.

Oh Abogado de los Pecadores, compenetra mi corazón con una verdadera contrición y una intensa gratitud y amor por tan buen Dios. En unión con tu Doloroso e Inmaculado Corazón, ofrezco mi pobre corazón, tal como es, con todas sus miserias, su debilidad y sus buenos deseos, en reparación al Sacratísimo Corazón de Jesús -tu Hijo y nuestro Dios- por los muchos pecados, ultrajes, blasfemias, sacrilegios y ofensas con que Él es tan gravemente ofendido.

(Menciona aquí tu petición)

Padre nuestro, Ave María, Gloria…

Nuestra Señora del Rosario de Fátima, ruega por nosotros.

Novena de la Virgen del Rosario Día 8

Oh María Inmaculada, que te apareciste en Fátima a Lucía, Francisco y Jacinta para pedir la conversión de un mundo pecador, te pido la gracia de afligirme sinceramente por mis propios pecados y por los que pesan tanto sobre las almas de los hombres, pecados que aplastaron a tu Divino Hijo bajo la Cruz y luego lo clavaron en ella en las alturas del Calvario.

Oh Abogado de los Pecadores, compenetra mi corazón con una verdadera contrición y una intensa gratitud y amor por tan buen Dios. En unión con tu Doloroso e Inmaculado Corazón, ofrezco mi pobre corazón, tal como es, con todas sus miserias, su debilidad y sus buenos deseos, en reparación al Sacratísimo Corazón de Jesús -tu Hijo y nuestro Dios- por los muchos pecados, ultrajes, blasfemias, sacrilegios y ofensas con que Él es tan gravemente ofendido.

(Menciona aquí tu petición)

Padre nuestro, Ave María, Gloria…

Nuestra Señora del Rosario de Fátima, ruega por nosotros.

Novena de la Virgen del Rosario Día 9

Oh María Inmaculada, que te apareciste en Fátima a Lucía, Francisco y Jacinta para pedir la conversión de un mundo pecador, te pido la gracia de afligirme sinceramente por mis propios pecados y por los que pesan tanto sobre las almas de los hombres, pecados que aplastaron a tu Divino Hijo bajo la Cruz y luego lo clavaron en ella en las alturas del Calvario.

Oh Abogado de los Pecadores, compenetra mi corazón con una verdadera contrición y una intensa gratitud y amor por tan buen Dios. En unión con tu Doloroso e Inmaculado Corazón, ofrezco mi pobre corazón, tal como es, con todas sus miserias, su debilidad y sus buenos deseos, en reparación al Sacratísimo Corazón de Jesús -tu Hijo y nuestro Dios- por los muchos pecados, ultrajes, blasfemias, sacrilegios y ofensas con que Él es tan gravemente ofendido.

(Menciona aquí tu petición)

Padre nuestro, Ave María, Gloria…

Nuestra Señora del Rosario de Fátima, ruega por nosotros.

Más novenas para seguir leyendo